fbpx

Tal como recordábamos en nuestro artículo sobre Invitaciones para una boda memorable, la primera impresión es la más importante. Cuando tus invitados lleguen a la recepción, lo primero que notarán será los colores, las telas, los adornos… El decorado.

En el artículo sobre el salón ideal para tu boda, repasamos la versatilidad de algunas locaciones, y es que la parte visual de la celebración es lo que más se grabará en la memoria de los asistentes.

– Seguramente ya elegiste el color y el motivo, así que llegó el momento de aplicarlo en la selección de flores, ornamentos, y el equilibrio entre los diversos elementos estéticos que formen parte del estilo y tono de la fiesta: clasico, retro, vintage, étnico, bohemio.

La decoración unifica tanto el estilo como los colores, por ejemplo, las bodas campestres suelen estar llenas de tonos verdes, marrones y beiges, mientras que las decoraciones vintage se centran en los colores pasteles y luminosos.

La decoración de la boda y el venue elegido están absolutamente relacionados, pues no es lo mismo ambientar una fiesta al aire libre que en un salón, pero con creatividad y buen gusto cualquier idea se puede adaptar a la locación que hayan seleccionado.

Así mismo, y retomando lo mencionado en el artículo sobre la realización del presupuesto, hay muchas ideas para la decoración que permiten ahorrar, en la web podrás encontrar infinidad de cuentas en redes sociales –principalmente Pinterest- y blogs con tutoriales y propuestas de DYI que cuidarán tu bolsillo y el de tu pareja

Es una excelente idea para personalizar la boda, alejarse de los convencionalismos y hacerla a la medida de los futuros esposos. Mientras más cómodos se sientan en la recepción, mayor la disfrutarán y recordarán junto a todos los asistentes.

La decoración no se trata solo de la fiesta; los colores, flores y adornos aparecen desde el civil y la ceremonia religiosa.

En la iglesia siempre es recomendable utilizar arreglos florales, adornos con luces, velas y algunas telas, todo siguiendo la paleta de colores elegida para el concepto de la vida. En el caso del matrimonio civil, se pueden colocar algunos centros de mesa, ramos o cestas con flores.

Cuando compartimos detalles sobre el pastel de bodas perfecto, incluimos algunos detalles de la decoración que ahora vamos a profundizar. Y es que la decoración del banquete es sumamente importante.

Darle vida a las mesas donde los invitados van a comer, ambientar la zona de pasapalos, la mesa para dulces, el stand de licores y cualquier estación fija en la recepción es imprescindible.

En definitiva, la decoración de la boda es un reflejo de la pareja de novios y va definida por la personalidad de estos. Hay un abanico de posibilidades infinitos a la hora de decorar, y ya tienes algunas recomendaciones.

Lo más importante es cuidar los detalles y disfrutar, que la celebración sea única, especial y diferente para todos marcando el inicio de una vida llena de colores y alegría.

La Decoración de tu Boda, Personalidad y Estilo
5 (100%) 6 votos