fbpx

pre boda

Si estas organizando tu boda o tienes familiares que están por casarse, por lo que ya han pensado en las fotografías de la boda es probable que se haya oído hablar de una sesión pre-boda en varias ocasiones. Es así que te estarás preguntando ¿Qué es una sesión pre-boda?, pues esta consiste en una tendencia que está alzando las fotografías.

Una sesión pre-boda se trata sesión de fotos, que como su propio nombre lo dice, se realiza antes del gran día. Esta trata de capturar a los novios en una situación cómoda, ya que quedarán como recuerdo de su noviazgo antes de casarse.

¿Cuándo realizarla?

Es ideal que la sesión se realice un día antes de la boda, ya que con esa naturalidad de podrá reflejar todos los sentimientos que surgen momentos antes de este día. Sin embargo, tal vez en el ultimo día se estén concretando todos los puntos para la boda, por lo que no se tendrá tiempo para la sesión. En ese caso se puede realizar con días de anticipación, generalmente con 3 o 2 días antes, de esta manera los novios mostrarán más comodidad.

¿En qué consiste la sesión pre-boda?

El objetivo es captar con mucha naturalidad a la pareja. Aunque estas fotografías se pueden utilizar para incluir en el libro de firmas o para dar recuerdos, esta sesión va mucho más allá. Se trata de revivir los momentos felices de la pareja.

La pre-boda se debe realizar en escenarios cómodos. Tal vez en un parque, por la ciudad agarrados de la mano, bebiendo un café, sentados en el bar, en los lugares favoritos de los novios. Existe una infinidad de lugares para escoger una sesión de fotos, eso será cuestión de la pareja o fotógrafo.

En esta sesión se dará el primer contacto con el fotógrafo, en oportunidad de conocerse mejor y de empezar a conocer los gestos de complicidad de la pareja. Además de que se observará el trabajo del mismo para dar una idea de lo que se espera el día de la boda.

Para la pareja será el primer contacto con la cámara, esta será una forma de familiarizarse con ella y para que este día se actué con naturalidad sin preocuparse de la toma de contacto.

En general, son todos aquellos motivos por los que se realiza una sesión pre-boda ya que creará confianza entre la pareja y la cámara, y el fotógrafo observará aquellos momentos en los que existe complicidad haciendo que la fotos sea totalmente perfecta. Además servirá para ver el resultado que se espera el día de la boda.

Foto: Marcos Valdés