fbpx

Las fotografías de la boda son recuerdos íntimos que quedarán guardados por siempre. Además de ser uno de los preparativos que más se tiene en cuenta a la hora de organizar la fiesta y planear todos los detalles. Por ello, es de vital importancia saber dónde serán tomadas las fotos —para conseguir tomas realmente especiales, únicas y originales— y quién será el fotógrafo encargado de trabajar para que la sesión salga como siempre soñaron.

Las sesiones prebodas son una experiencia llena de momentos divertidos, románticos, mágicos y naturales en donde la pareja es la protagonista.

sesion-fotos-preboda

El hecho de escoger un sitio o lugar donde tomarse las fotos —que serán un tesoro de por vida— es una idea acertada, ya que así será más sencillo lograr capturas súper naturales y frescas, en donde tanto el novio como la novia se sientan a gusto.

A continuación, y para que puedas tener algunas ideas de lugares para realizar la sesiones prebodas, te traemos sugerencias interesantes de sitios maravillosos. ¡Solo tendrás que escoger el que más te agrade!

Los 5 mejores sitios para hacer un sesion pre boda

– Una zona rural o campestre. Si los dos son amantes de la naturaleza y los animales, una excelente idea será realizar la sesión en el campo, donde poder jugar con los paisajes y fondos, vestir según la ocasión y dejar que la imaginación vuele.

– El sitio donde se inicio el romance. Otra opción es escoger el lugar en donde toda la historia de amor comenzó, consiguiendo revivir el momento mágico de aquella vez: el primer beso, las caricias, los abrazos, las tomadas de mano y las vistas que los dos tuvieron aquel día.

– Un rincón o callejón de la ciudad. Para una pareja urbana y extrovertida este sitio es ideal. Pueden tomarse fotos en los rincones que más les agraden de la ciudad, en callejones y espacios típicos. Lo divertido es que en la sesión podrían aparecer los transeúntes de forma casual.

– Algún espacio abandonado o antiguo. Este lugar es especial para las parejas que amen la naturaleza, los paisajes distintos, lo vintage y campestre. Pueden escoger edificios abandonados, un sitio con ruinas arquitectónicas, una vieja estación de trenes, un antiguo pueblito de la ciudad donde viven o cualquier espacio despoblado en donde la sesión pueda fluir con naturalidad.

– Un lugar temático o exótico. Los dos pueden compartir el gusto por la música, los videojuegos, el viajar, la lectura, la gastronomía, entre otras cosas. Esto hará que puedan elegir un sitio que se adapte a sus gustos e intereses y con el que se sientan identificados. Los amantes de los viajes pueden realizar la sesiones prebodas en un rincón del mundo que hayan visitado; los que prefieren la música pueden elegir un bar; y a los que les agrada el circo, pueden escoger ese lugar para hacerse las sesiones. Como verán, las opciones son infinitas.

– En la playa, lago o montaña. Quizás puedas tener la playa cerca de tu hogar, las sierras o un hermoso lago. Entonces por qué no aprovechar este regalo que te da la naturaleza para elegirlo como lugar en donde serán tomadas las fotos de la preboba. ¡Quedarán increíbles!