fbpx

Luego de anunciar tu compromiso, lo más importante es marcar en el calendario la fecha de la boda. Parece una decisión fácil pero realmente suele ser el resultado de mezclar caprichos, superstición, suerte y organización; junto a la disponibilidad del lugar, el clima, el número de invitados y más…

¿Cual es el estilo de tu boda?

Por íntima o enorme que sea tu celebración, todas requieren tiempo y dedicación para su organización. Por eso antes de determinar cual es la fecha de tu boda, decide con tu pareja qué tipo de boda tendrán: sencilla, compleja, en salón, en jardín, cantidad de invitados, entre otros; pues si es algo para pocas personas, tal como sugerimos en el artículo sobre cómo hacer la lista de invitados, un par de meses bastará.

Tienes listo el presupuesto para tu matrimonio

Sin embargo, como sugerimos en los datos infalibles para el presupuesto de boda, en el tiempo de organización a considerar debes incluir el costo del evento. Si aún no tienen mucho dinero ahorrado, deberían tomarse un lapso de tiempo para juntarlo, pero si ya tienen un fondo matrimonial podrán casarse pronto.

La fecha de tu boda según la época del año

Seas de la religión que seas o incluso si la boda es solamente por lo civil, debes considerar el factor venue, es decir, el lugar de la celebración.

Existen salones, haciendas y jardines con lista de espera hasta por años para celebrar fiestas de boda en sus espacios. Considera siempre este punto y evitarás tener que decidir entre el lugar que soñabas y la fecha ideal.

La época del año o temporada también se debe considerar para elegirla fecha en la que se relizara el matrimoio, naturalmente el día más solicitado alrededor del mundo es el sábado, pues no suele haber responsabilidades laborales al día siguiente y la fiesta puede durar hasta el amanecer.

Por esta misma razón, cualquier lugar será más costoso un sábado que un jueves y más si la fecha elegida es entre marzo y abril, o septiembre y octubre, ya que estos cuatro meses son los de temporada alta cuándo de bodas se trata. Y claro, casarse en diciembre, con la alegría de la navidad en el ambiente también incrementa los costos.

Por ultimo pero no menos importante, como te dijimos en la nota sobre el salón del evento de la boda, si sueñas con una fiesta al aire libre debes considerar los meses de lluvia, nevada o calor extremo.

Si te gustan los salones con decoraciones brillantes y colores fuertes, es preferible optar por una boda de noche. Ahora bien, si lo tuyo son los looks más informales y prefieres rodearte de colores pasteles, elije una boda de día, en verano y al aire libre. O si por el contrario tu salón ideal tiene piso de arena y huele a brisa marina, es vital saber que tu boda en la playa no se verá afectada por el clima.

Muchas parejas tienen fechas especiales, la primera cita o el primer te amo, pero lo cierto es que a la hora de decidir cuándo casarse, solo necesitan paciencia, organización y varias opciones para no darse por vencido.

Foto: Dafne Cholet

Califica el contenido